jueves, 11 de abril de 2013

Sisal.

[caption id="attachment_788" align="alignleft" width="300" caption="Faro de Sisal"]Faro de Sisal[/caption]

Muchos son los turistas que se acercan hasta la península del Yucatán, al este de México, para pasar sus vacaciones y conocer la zona, centro del antiguo esplendor del pueblo maya. Por ello, muchas de las localidades están organizadas para recibir a los visitantes, con grandes complejos hoteleros y todo tipo de servicios que ofrecerles.

Sin embargo, también hay rincones donde disfrutar de las maravillas del mar Caribe pero sin las aglomeraciones de los lugares más conocidos. Uno de estos paraísos perdidos es Sisal, un pequeño pueblo de pescadores situado en pleno Golfo de México, muy cerca de la ciudad de Mérida, y antiguo puerto comercial de la zona en tiempos de la Colonia.

Sisal es una localidad que no llega a tener 2.000 habitantes, y que conserva en sus calles todo el encanto y la tranquilidad de las gentes del Golfo. Un lugar donde el tiempo pasa sin prisas, hecho para descansar y relajarse, donde el turismo todavía no llega en masa.

Con una playa de arena blanca sombreada por palmeras y aguas verdes transparentes, casitas bajas pintadas de colores vivos y escaso tráfico, Sisal es una opción muy recomendable para pasar las vacaciones. Pasear por su muelle bordeado de farolas blancas, comer en alguno de los restaurantes que se encuentran en la playa y donde sirven platillos de pescado y marisco mientras se siente la brisa marina, o practicar la pesca o la natación, son algunos de los placeres sencillos que ofrece este lugar. Y al atardecer, nada mejor que sentarse en la playa a contemplar la espectacular puesta de sol.

Un paseo por el pueblo nos lleva a conocer el Parque Central, con su kiosco pintado de rojo y ocre, y los cañones que nos recuerdan la defensa contra los ataques piratas; el edificio de la antigua Aduana Marítima, con su arcada de color rosa y actual centro cultural, o el Faro situado en el Fuerte de Santiago.

Puede encontrar hoteles baratos en Sisal en este enlace.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada