jueves, 18 de abril de 2013

Silao y el Cerro del Cubilete.

[caption id="attachment_802" align="alignleft" width="225" caption="Cerro del Cubilete."]Cerro del Cubilete.[/caption]

En el estado de Guanajuato, en el centro de México, se encuentra la localidad de Silao. Su nombre completo es Silao de la Victoria y lleva el título de ciudad desde 1861. Tiene una población de más de 170.000 habitantes, lo que la convierte en uno de los núcleos urbanos más importantes del estado.

La ciudad tiene un constante desarrollo industrial, y cuenta con varios parques industriales donde se han instalado empresas internacionales de primer nivel. El Puerto Interior de Guanajuato y el Aeropuerto Internacional de Guanajuato se encuentran en esta localidad, gracias a su situación en el eje de las comunicaciones industriales.

Pero no todo en la ciudad es industria. Silao tiene muchos puntos de interés que pueden atraer a los turistas. Uno de ellos son sus edificios religiosos. El Templo del Santuario de Guadalupe, el Templo de la Casa de Ejercicios o la Iglesia de Santiago Apóstol, en la que destaca su torre campanario, son algunos de ellos.

La ciudad también cuenta con espacios verdes para entretenimiento de las familias, que se reúnen los fines de semana o los domingos para pasarlos al aire libre, bailar o jugar los niños. La Alameda, el Jardín Principal o el Parque de los Eucaliptos suelen estar llenos de gente con un gran ambiente festivo. En el Jardín Victoria se encuentra un kiosco en el que se celebran conciertos.

Pero el principal atractivo de la ciudad es el Cerro del Cubilete, una montaña de de 2.579 metros de altura, que se alza en medio del territorio plano de Silao. Se considera el centro geográfico del país, y en él se encuentra el Cristo de la Montaña, una estatua de bronce de 20 metros de altura que representa a Cristo Rey con los brazos abiertos, con dos ángeles a sus lados y colocada encima del Santuario, que es uno de los de mayor peregrinación de México.

Puede encontrar hoteles baratos en Silao en este enlace.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada