jueves, 7 de febrero de 2013

Zapallar

[caption id="attachment_611" align="alignleft" width="300" caption="Playa de Zapallar"]Playa de Zapallar[/caption]

A tan sólo 169 kilómetros de distancia de Santiago de Chile, a unos 70 kilómetros de Viña del mar y a escasos 80 kilómetros de Valparaíso, podemos disfrutar de uno de los balnearios y centro de vacaciones más exclusivos del país. Nos referimos a Zapallar. Todo en este lugar está cuidado con mucho esmero y delicadeza y eso se aprecia en sus edificios, playas y todas sus zonas verdes.

Es curiosa la historia del nacimiento de este balneario. Pues fue Don Olegario Ovalle Vicuña, dueño de este lugar (conseguido tras herencias, peleas y disputas), concretamente de la Hacienda conocida como "Catapilco", quien regaló entre sus amigos y conocidos pequeñas porciones de tierra siempre y cuando cumplieran la condición de edificar casas en un plazo de dos años. Fueron los nuevos vecinos, los que con su esfuerzo y constancia, hicieron de este lugar un sitio agradable y muy reconocido.

Las grandes casonas dedicadas al disfrute en la época estival y realizadas en diseños, formas y tamaños muy dispares, junto con las zonas verdes dispuestas para el disfrute de la gente, la fama de sus mariscos y la hospitalidad de los nativos, hacen de Zapallar un lugar muy especial y codiciado.

Varios son los lugares que son de obligada visita para todos aquellos que tienen la suerte de pasar unos días en Zapallar, pero si hay un símbolo de este lugar es sin duda la Casa Hildesheim. Atrae las miradas de todos gracias a su gran tamaño y a su decoración. Es una réplica de otra casa con el mismo nombre que se construyó en Alemania, concretamente en Baviera. Las estatuas realizadas en madera y que representan figuras humanas mitológicas se encuentran en el exterior. En su interior se encuentran piezas mobiliarias y lámparas de gran valor. Su origen se remonta al año 1924 y ya en 1975 fue declarada Monumento Nacional.

Puede encontrar alojamientos baratos en Zapallar en este enlace.

No hay comentarios:

Publicar un comentario