jueves, 28 de febrero de 2013

Teatro Ángela Peralta de Mazatlán

[caption id="attachment_673" align="alignleft" width="300" caption="Teatro Angela Peralta"]Teatro Angela Peralta[/caption]

A comienzos de 1.800 la ciudad de Mazatlán únicamente disponía de una sala para realizar actividades culturales, que no era el espacio más adecuado para la ciudad, el llamado Teatro del Recreo, ubicado en la calle que llevaba el mismo nombre, y que hoy se denomina Calle Constitución.

Se decidió que la ciudad necesitaba y se merecía un lugar más apropiado donde celebrar espectáculos más importantes. Por ello en el año 1869 el empresario Manuel Rubio decidió solicitar ante el Ayuntamiento de Mazatlán la autorización para construir un nuevo teatro. La construcción de este espacio cultural no estuvo exenta de polémica, como ahora veremos.

El Ayuntamiento acordó con Rubio que, como pago por la construcción a realizar y como reconocimiento de la misma, le perdonaría el pago de los impuestos de carácter municipal durante los veinte años siguientes una vez terminado el teatro.

La mala fortuna hizo que Manuel Rubio falleciese en un naufragio en uno de los viajes que realizó a Europa para adquirir decorados para el nuevo teatro. Ante este imprevisto fue su viuda Doña Vicenta Unzueta quien continuó con los planes de construcción de su marido. Nuevamente la mala suerte se ciñó sobre este edificio, pues el presupuesto inicial llegó a duplicarse durante los años que duraron las obras.

Hacia mediados de febrero de 1874, a falta de algunos remates en los balcones, se consiguió inaugurar el teatro. Fue entonces cuando Doña Vicenta Unzueta, solicitó el derecho a la exención de impuestos pero el Ayuntamiento le denegó este derecho aludiendo a que el teatro no se había terminado y que la vivienda que en un principio había sido el lugar habitado por la familia Rubio, había pasado a convertirse en el Hotel Iturbide. Tras muchas peleas el teatro y el hotel fueron vendidos y pasaron a manos de Juan Bautista Hernández.

En el año 1883 la Compañía Italiana llegó hasta Mazatlán para realizar una función de ópera pero su diva se contagio de fiebre amarilla, durante el viaje en barco, muriendo a los pocos días. Con el paso de los años el teatro pasó a ser cine y lugar de fiestas, pero terminó por ser destruido por un ciclón en 1975. Pero en 1987 se decide la reconstrucción del inmueble, siendo en 1992 inaugurado de nuevo. Y en 1990 fue declarado Patrimonio Histórico de la Nación.

 Puede encontrar alojamientos baratos en Mazatlán en este enlace.

No hay comentarios:

Publicar un comentario