martes, 19 de febrero de 2013

Cobá.

Observatorio Astronómico de Cobá.
Si hacemos una ruta turística por los yacimientos arqueológicos de México, no podemos dejar de visitar el estado de Quintana Roo, en la península del Yucatán, donde se encuentran los más importantes poblados de los antiguos mayas. Y uno de estos lugares que no hay que perderse es Cobá, situado acerca de Tulum Y Chichén Itzá, quizá los dos yacimientos más importantes de esta cultura.

En el sitio de Cobá hay muchas cosas interesantes para ver, y el viajero puede conocer mejor el esplendor del pueblo maya recorriendo sus ruinas, puesto que se hayan muy bien conservadas. Levantada en mitad de la selva, se han encontrado restos pertenecientes a la época prehispánica, aunque el mayor apogeo de la ciudad  fue a partir del siglo III de nuestra era. Según los estudios realizados, pudo tener una población cercana a los 50.000 habitantes, lo que la convirtió en una de las ciudades más poderosas del imperio maya, debido en gran parte a encontrarse junto a  la Laguna de Cobá, que la abastecía de agua. Entre los restos arqueológicos, se pueden encontrar indicios de que mantuvo relaciones con otras ciudades tanto del Yucatán como de Guatemala o Belice,  lo que da idea de su importancia.

Esto hizo que se construyeran grandes edificaciones, que por suerte han llegado casi intactas hasta nuestros días. Aquí se encuentra la pirámide más alta de Yucatán, Nohoch Mul, que tiene una altura de 42 metros. Se puede visitar el complejo arqueológico en bicicleta, dada la extensión del mismo, pues cuenta con un juego de pelota, varios templos, como el Templo de las Iglesias, o un Observatorio Astronómico. Hay una zona residencial y otra dedicada a los monumentos funerarios.

También se puede acceder a los tres cenotes que hay en esta zona, pozos de agua de diferentes profundidades en los que ver las estalactitas formadas en su interior.

Puede encontrar alojamientos baratos en Cobá en este enlace.

No hay comentarios:

Publicar un comentario