martes, 29 de enero de 2013

Akumal, lugar de tortugas.

[caption id="attachment_556" align="alignleft" width="300" caption="Akumal"]Akumal[/caption]

Una de las zonas que más turistas atrae de todo México es la Riviera Maya, donde sus conocidas playas son el lugar de vacaciones deseado por todo el mundo. La calidez de las aguas del Caribe, su color turquesa, las arenas blancas y su fama de lugar de descanso hacen que miles de personas se concentren prácticamente todos los días en los lugares más populares de la península del Yucatán. Pero para los que quieren todo esto sin las aglomeraciones de sitios como Cancún o Playa del Carmen, existe un pequeño paraíso muy cercano en la localidad de Akumal.

Este destino es el preferido por los amantes del buceo de todo el mundo, no en vano fue fundado por un grupo de buceadores mexicanos en la segunda mitad del siglo pasado. Sus aguas transparentes son ideales para la práctica de este deporte, en las que además se encuentran cerca de 200 cuevas subterráneas y ríos de agua dulce que circulan por ellas. Al ser un antiguo asentamiento maya, se encuentran cenotes en los que también se puede bucear.

Una barrera de coral protege una bahía a dos kilómetros al sur de Akumal, y hacia el norte de la población está la laguna de Yalku, una caleta con un pequeño lago de agua dulce en la que se pueden observar peces tropicales de colores. La natación es otro de los deportes que practicar, junto con el kayac.

Pero otro de los atractivos que atrae a los turistas son las tortugas. Ya su nombre en maya, tierra de tortugas, indica que sus playas son uno de los lugares elegidos desde hace siglos por estos animales para desovar. Las tortugas cavan profundos hoyos en la arena donde depositan sus huevos, los vuelven a enterrar y luego regresan al mar. Cuando las tortuguitas nacen, se desentierran de la arena y nadan por la playa hasta el agua, un espectáculo de cientos de animalitos que contemplar.

Puede encontrar alojamientos baratos en Akumal en este enlace.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada