martes, 16 de octubre de 2012

La masturbación preventiva y otros modos de evitar la tentación del adulterio

[caption id="attachment_269" align="alignleft" width="292" caption="Ocasiones sobran"]Ocasiones sobran[/caption]

La mayoría de las personas que engañan a su pareja lo hacen a conciencia y disfrutan  opíparamente de ello, pero también hay unos cuantas, muchas, que luego experimentan un tremendo sentimiento de culpa y buscan maneras de evitarlo, buscando una fuerza de voluntad que les falta en el momento en que la tentación los asalta.

-1-Evitar los momentos obvios.

Lo más normal y conocido de todos es tratar de evitar las situaciones que pueden desembocar en una posible intimidad. A pesar de lo que se cree, el momento del día con mayor número de infidelidades es la hora del almuerzo, pues casi nade controla en el mundo actual dónde está su pareja a esa hora, y es casi imposible comprobar si efectivamente esté en una comida de trabajo o se ha ido a un motel con su amante.

Los viajes de trabajo en grupo, las fiestas con los amigos... hay que trata de escapar de esas situaciones peligrosas si de veras se quiere esquivar la tentación.

-2- Autoexterminio

Si pensamos con franqueza, y sobre todo en el caso de los hombres, muchas veces el cerebro no está a la debida altura, sino unos tres palmos más abajo de ubicación predeterminada. Para evitar que ese sea el cerebro principal, basta con satisfacerlo o abrumarlo con una ben sesión de atoexterminio poco antes de exponerse a la tentación. Sucede a menudo para que, con eso, no resulte tan atractivo el trasero de la compañera, ni otros atributos que diez minutos antes miramos con verdadera gula. Resumiendo: masturbación prventiva

-3- El método de San Pablo.

Viene a ser como el anterior, pero en compañía de la propia pareja. Además de evitar la tentación quedas divinamente. La curiosidad es que lo recomienda san Pablo en su epístola a a los corintios. Concretamente en Corintios 7:5, por si alguien tiene la curiosidad de buscar el pasaje concreto.

-4- Bochorno

Un conocido mío que tenía este problema, pero adoraba a su pareja, acabó intercambiándose con ella la ropa interior. Así resultó que ella andaba pro ahí con calzoncillos boxer y él llevaba unas bragas negras con puntillas, que llegó a enseñarme. Con semejante indumentaria, sólo pensar en el momento de desnudarse se ponía enfermo, con lo que se ayudaba de este modo a acopiar fuerza de voluntad para no caer n la tentación.

Todos estos métodos pueden ser útiles, pero no olviden una cosa cierta: casi todos lso que huyen de la tentación, suelen dejar señas.

:-)

1 comentario:

  1. [...] "CRITEO-300x250", 300, 250); 1 meneos La masturbación preventiva y otros modos de evitar la tentación del adulterio www.recorreramerica.com/uncategorized/masturbacion-preven...  por Feindesland hace [...]

    ResponderEliminar