martes, 23 de octubre de 2012

Calama, corazón de cobre.

[caption id="attachment_276" align="alignleft" width="220" caption="Monumento al Minero, en Calama"]Monumento al Minero, en Calama[/caption]

En la provincia de El Loa, en la región de Antofagasta está ubicada la ciudad chilena de Calama. Se localiza a 213 kilómetros de Antofagasta y a algo menos de 100 kilómetros de San Pedro de Atacama.

El origen de su nombre no está claro pues hay dos teorías. Por un lado la que sostiene que deriva de la palabra proveniente de la lengua  Kunza "Ckara-ama” y cuyo significado es "ciudad en el medio del agua” y por otro lado la que mantienen que aunque igualmente nace en la lengua Kunza la palabra originaria sería "Ckolama", que significa "lugar donde las perdices abundan”. En ambos caso siempre haciendo referencia al entorno de Calama.

Lo que es indudable y no admite ningún tipo de discusión es que es un lugar dedicada a la industria minera, especialmente al cobre, por ello a este metal se le llama el pan de Chile. Esta industria es actualmente el principal reclamo turístico, que consigue atraer a visitantes con ganas de recorrer los lugares donde tantas horas han pasado los mineros.

Desde el cercano pueblecito de Chuquicamata empieza una ruta donde encontramos un museo que narra la historia de los primeros mineros (se pueden ver los útiles que utilizaban, la ropa que usaban, etc), de allí nos acercamos a una mina a cielo abierto, que impresiona por su gran tamaño y nos hace imaginar el duro trabajo que los minero desarrollaban. La visita suele gustar mucho tanto a niños como a mayores, pues actualmente parece impensable que aquellos hombres pudieran trabajar en esas condiciones.

La minería de la zona dio origen a que se desarrollaran una gran cantidad de servicios, comercios y alojamientos que cubrían las necesidades de los mineros y sus familias. Gracias a todo ello se llegó a una población próxima a los 150 mil habitantes.

Puede encontrar alojamientos baratos en Calama en este enlace.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada